11 de enero de 2021

Osteopatía pediátrica

Osteopatía pediátrica

Normalmente es recomendable realizar revisiones de forma periódica cada dos, tres meses y realizar sesiones de osteopatía después del parto para ver que el desarrollo del bebé se está realizando de la forma adecuada. Pero hay unos signos de “alarma” que nos ayudaran a saber si es el momento adecuado de derivar al fisioterapeuta/osteópata.

Estos signos de alarma son:

Tiene reflujo después de cada toma.
Tiene dificultades para tragar.
Tiene problemas digestivos tales como el estreñimiento o diarrea.
Tiene la tripa hinchada y dura.
Tiene muchos gases.
Si hay vómitos.
Problemas para dormir y alteraciones del sueño.
Irritabilidad y lloro sin motivo aparente.
No lagrimea por un ojo.
No gira la cabeza hacia uno de los lados o tiene preferencia por girar la cabeza hacia uno de los lados.
Si tiene zonas planas en el cráneo o asimetrías faciales (ej. un ojo más pequeño que el otro).
Si sufre estrabismo.
Tiene bronquitis u otitis frecuentemente.

Total Page Visits: 99 - Today Page Visits: 1
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad